Rótelo No. 28 A los/as 13, a Feliciano.

 Grupo Interdisciplinar de Estudios en Criminología “GIEC” – Praxis Insumisa.
(Identidad Estudiantil Tunja- ANJECO Boyacá)

11825707_865057613579015_3869413537957329405_n

Ésta semana lágrimas de felicidad corrieron por los rostros de las personas a quien el Estado arbitrariamente había coartado la libertad: de los/as 13, además de sus familiares, amigos, amigas, compañeros y compañeras.

 
Vuelven a las calles, junto a nosotros y nosotras, luchando y avanzando en la construcción de país, de sociedad, de dignidad.

 
La libertad de los/as 13 es resultado del fallo del juez 44 de conocimiento quien señaló la ilegalidad de la captura y los múltiples errores que cometió la fiscalía  y la jueza de control de garantías, dentro de los que se señalan las incompatibilidades de los cargos y las pruebas, los cuales impiden la posibilidad de establecer la responsabilidad de los procesados, evidencia de la inocencia de los/as 13, y del ánimo del Estado por realizar montajes judiciales contra líderes políticos. Es decir, el juez determina inconsistencias de forma y de fondo suficientes para decretar la nulidad de lo actuado a partir de la imposición de la medida de aseguramiento.

 
Esta ganancia se debe atribuir a todas las personas que levantaron su voz ante la injusticia que se cometió contra los/as 13, quienes salieron a las calles, quienes no se quedaron callados y alzaron su voz y sus puños contra el Estado que persigue y criminaliza el pensamiento crítico, intimidando, espiando, inventando, desapareciendo, judicializando. El Estado no nos regaló la libertad justa y merecida de nuestros compañeros fuimos todos y todas quienes blindamos el proceso judicial y les hicimos saber que aquí estamos, que si tocan a uno nos tocan a todos, que no estamos solos y que no tenemos miedo.

 
Lo que pretendemos señalar es el poder que tienen las acciones cotidianas: leer, pensar, discutir, compartir, socializar e informar se configuran como herramientas para la toma de decisiones de las comunidades y representan grandes aportes cuando somos cientos de personas ejerciendo presión sobre las actuaciones y omisiones del Estado.

Aunque para nosotros como Congreso de los Pueblos la decisión del juez 44 Penal del circuito de Bogotá representa una ganancia*, también entendemos que nuestra labor no cesa allí, es necesario organizarse y luchar contra todas las formas de opresión y las injusticias, construir una propuesta alternativa y defenderla, a pesar del aparato represor del Estado que no cesa de actuar, ejemplo de ello, este martes el líder indígena nasa Feliciano Valencia fue privado de la libertad, capturado por la fiscalía de Popayán con una orden de captura por el delito de Secuestro.

 
En el 2008, en medio de una protesta indígena, un cabo del ejército infiltrado es retenido por la comunidad indígena quien procede a castigarlo de acuerdo a sus leyes, dado que para la legislación de estas comunidades, infiltrar sus legítimas protestas se considera un delito, y la constitución política de 1991 establece la autonomía de la jurisdicción indígena para establecer los delitos y sus respectivas sanciones, concorde al respeto por sus tradiciones y su cosmovisión.

 
Cinco años después este líder de la comunidad Nasa quien había sido acusado y declarado inocente, es privado de la libertad nuevamente. Es necesario entender el impacto que tienen sobre las comunidades y sobre el movimiento social la sistemática persecución del Estado a líderes y liderezas.
El mensaje del Estado a la sociedad que ataca constantemente es su nula voluntad de materializar el discurso de paz, mucho menos de la construcción de paz con las comunidades. Aquí estamos, invitándolos a todos y todas a estudiar y a luchar, a construir alternativas de poder popular.

*http://congresodelospueblos.org/comunicados-congreso-de-los-pueblos/item/768-libertad-de-lideres-y-lideresas-detenidas-un-triunfo-del-movimiento-social-y-popular.html

¡Que pensar diferente no nos cueste la vida ni la libertad!

¡Estudiantes, somos pueblo, construyendo alternativas de poder popular!